Traductor/Translator

Campeón del mundo!!!!!!!

Campeón del mundo!!!!!!!

Hola!!!!!!!

Bienvenido a mi blog, espero que disfrutes!!!



Reloj Mundial

Se ha producido un error en este gadget.

30 nov. 2010

Efectos devastadores de los huracanes

Los ciclones tropicales (huracanes) en el mar abierto causan grandes olas, lluvias torrenciales y fuertes vientos, rompiendo la navegación internacional y, en ocasiones, hundiendo barcos.



Huracan y rayos sobre el mar Caribe

Sin embargo, los efectos más devastadores de un ciclón tropical ocurren cuando cruzan las líneas costeras, haciendo entrada en tierra. Un ciclón tropical moviéndose sobre tierra puede hacer daño directo de cuatro maneras:

- Fuertes vientos: El viento de fuerza de huracán puede dañar o destruir vehículos, edificios, puentes, etc. También puede convertir desperdicios en proyectiles voladores, haciendo el exterior mucho más peligroso.



Huracan Earl de categoría 4 en 2010, Puerto Rico con unos vientos máximos de 215 kilometros por hora.

- Marejada ciclónica: Los ciclones tropicales causan un aumento en el nivel del mar, que puede inundar comunidades costeras. Éste es el peor efecto, ya que históricamente los ciclones se cobran un 80% de sus víctimas cuando golpean en las costas por primera vez.



Huracan Ida en 2009, Isla Dauphin, en el estado de Alabama (EEUU)



Huracan Wilma en 2007, Cuba

- Lluvias torrenciales: La actividad tormentosa en un ciclón tropical puede causar intensas precipitaciones. Los ríos y corrientes se desbordan, no se puede circular en carretera y pueden ocurrir deslizamientos de tierra. Las áreas en tierra pueden ser particularmente vulnerables a inundaciones de agua dulce, si los residentes no se preparan adecuadamente. La Climatología de Precipitaciones de Ciclón Tropical muestra algunos récords conocidos, país por país.



Inundaciones en la República Dominicana, Huracan Noel 2007

- Actividad de tornados: La amplia rotación de un huracán crea tornados frecuentemente. Los tornados también pueden ser producto de mesovórtices en la pared del ojo que persistan hasta la entrada en tierra. Aunque estos tornados no son tan fuertes como los no tropicales, pueden causar tremendos daños igualmente.



Huracan Katrina 2005



Huracan Katrina 2005

Frecuentemente, los efectos secundarios de un ciclón tropical son igualmente dañinos. Éstos incluyen:

- Enfermedades: El ambiente húmedo después del paso de un ciclón tropical, combinado con la destrucción de instalaciones sanitarias y un clima tropical húmedo puede inducir epidemias que se siguen cobrando vidas tiempo después de que la tormenta haya pasado. Una de las lesiones más comunes post-huracán es pisar un clavo en los escombros causados por la tormenta, que conducen al riesgo de contraer el tétano u otra infección. Las infecciones de cortes y contusiones pueden amplificarse notablemente vadeando aguas residuales contaminadas. Las grandes superficies cubiertas de agua por una inundación también contribuyen a contraer enfermedades transportadas por mosquitos. Así mismo, el ambiente húmedo contribuye a la proliferación de bacterias patógenas y virus, causantes de diversas enfermedades infecto-contagiosas.

- Cortes de energía: Los ciclones tropicales normalmente dejan a decenas o cientos de miles de personas (ocasionalmente millones si el área urbana afectada es muy grande) sin energía eléctrica, impidiendo comunicaciones vitales y obstaculizando los trabajos de rescate.



Huracan Dolly en 2008, Texas (EEUU)

- Dificultades de transporte: Los ciclones tropicales pueden destruir frecuentemente puentes clave, pasos superiores, y carreteras, complicando las tareas de transportar comida, agua potable y medicinas a las áreas que lo necesitan.



Huracan Cintia en 2010, Egilon (Francia)

Efectos beneficiosos de los huracanes

Aunque los ciclones pueden causar una gran cantidad de pérdidas humanas y materiales, pueden ser determinantes en los regímenes de precipitación de los lugares en los que impactan, y llevar lluvias muy necesarias a zonas que de otro modo serían desérticas. Los huracanes que se forman en el Pacífico Nordeste, habitualmente aportan humedad a la región sudeste de Estados Unidos y partes de México. Japón recibe más de la mitad de sus precipitaciones anuales directamente de los tifones. El Huracán Camille evitó condiciones de sequía y terminó con el déficit de agua en gran parte de su recorrido.



Devastación de la Playa de Biloxi en el estado de Mississippi (EEUU), Huracan Camille de categoria 5 en 1969

Adicionalmente, la destrucción causada por Camille en la costa del Golfo estimuló el redesarrollo, incrementando sensiblemente el valor de la propiedad local. Por otro lado, el personal oficial encargado de responder en situaciones de catástrofe, aseguran que el redesarrollo motiva a la gente a vivir en lugares que son claramente peligrosas en futuras tormentas. El Huracán Katrina es el ejemplo más obvio, ya que devastó la región que había sido revitalizada por Camile. Por supuesto, muchos residentes y negociantes han relocalizado sus negocios tierra adentro, lejos de la amenaza de futuros huracanes.



Las consecuencias del Huracán Katrina en Gulfport, Misisipi 2005

Los huracanes también ayudan a mantener el balance global de calor, desplazando calor y aire húmedo tropical a las latitudes medias y regiones polares. James Lovelock también ha realizado la hipótesis por la que, aumentando los nutrientes de la flora marina a los niveles más cercanos a la superficie del océano, incrementarían también la actividad biológica en áreas donde la vida sería difícil por la pérdida de nutrientes según la profundidad del océano.

En el mar, los ciclones tropicales pueden revolver el agua, dejando una estela fresca a su paso, lo que provoca que la región sea menos favorable para un subsecuente ciclón tropical. En raras ocasiones, los ciclones tropicales pueden hacer lo contrario. En 2005, el Huracán Dennis arrastró agua cálida a su paso, contribuyendo a la formación del Huracán Emily, siendo así el primer precedente de formación de un huracán que posteriormente alcanzaría Categoría 5.



El huracán Dennis en 2005 estuvo a punto de hundir La “Thunder Horse” que es la mayor plataforma semi-sumergible jamás construida.

29 nov. 2010

Dos pequeños terremotos se dejan sentir en Almería, 4 de Noviembre de 2010

Ya se que estos terremotos no son significativos respecto a los nombrados en entradas anteriores, y de pequeña magnitud segun la escala de Ritcher (3´7 y 4´1) pero el citarlos y hacer un pequeño comentario sobre él, es porque YO y mi NOVIA estabamos en Almería capital el día de lo sucedido. Si si, y sentí uno de ellos, entorno a las 13 horas, y ocurrió de la manera que lo cuento a continuación:

´´El 4 de Noviembre de 2010, estabamos mi novia y yo en mi piso de Almería capital pasando unos dias muy agradables y nos estabamos arreglando para salir a tomar unas tapas y cervezas con una tia mia que tengo allí. LLaman al móvil de mi novia entorno a las 13 horas, entonces esperamos a que terminara de hablar. Mientras esperaba, encendí la televisión sentado en el sofá, cuando de repente noto como se mueve el sofá y creyendo que era mi novia la que lo estaba moviendo. Le digo que no lo mueva, cuando ella me contesta que no lo está moviendo y me levanta las manos. Ahí fue cuando me alarmé un poco y lo primero que dije fue ´´UN TERREMOTOOO``. Menos mal que paró y no hubo ningun daño personal ni material. Pero el notar el temblor la verdad que fue una sensación increible y a la vez escalofriante.``

A continuación se redacta el terremoto:

Día movido en Almería, provincia que se ha visto sacudida por dos terremotos de pequeña magnitud. El primero de ellos, de 3,7 grados en la escala de Richter, se registraba a primera hora de la mañana de este jueves en la provincia. Su epicentro se localizó en la localidad de La Mojonera.

A las 6.10 horas la tierra tembló a una latitud de 36,69 grados norte, una longitud de 2,66 grados oeste y con una profundidad de 10 kilómetros. A los diez minutos de producirse el terremoto han sido numerosas las llamadas de ciudadanos, procedentes de El Ejido y Almería capital, que decían haber sentido un ligero temblor. Pese a la alarma, no se han producido daños personales ni materiales de ningún tipo. Este seísmo se ha dejado sentir en el Poniente almeriense, concretamente en municipios como Vícar, Berja, Roquetas de Mar o Aguadulce.



Epicentro del terremoto en Almería

Dos minutos después de las 13:00 horas la tierra volvía a temblar en la misma zona; de nuevo un ligero temblor aunque con una intensidad mayor que el del primero. En esta ocasión ha sido de 4,1 grados en la escala de Richter. Su epicentro también se ha localizado al sur de La Mojonera y de nuevo se ha dejado sentir en el litoral del Poniente almeriense y la capital.

Como el primero, este temblor, que se ha registrado en las coordenadas 36.729 y -2.678, muy cerca de la costa, ha desencadenado numerosas llamadas telefónicas desde la capital, Roquetas de Mar y Aguadulce al 112. Tampoco en esta ocasión se han registrado daños personales o materiales.

24 nov. 2010

Regiones principales de formación de huracanes

Regiones principales:

Hay 7 regiones principales de formación de ciclones tropicales. Son el Océano Atlántico, las zonas oriental, sur y occidental del Océano Pacífico, así como el sudoeste, norte y sureste del Océano Índico. A nivel mundial, cada año se forman una media de 80 ciclones tropicales.

- Océano Atlántico Norte: Se trata de la región más estudiada de todas. Incluye el Océano Atlántico, el Mar Caribe y el Golfo de México. La formación de ciclones tropicales varía ampliamente de un año a otro, oscilando entre veinte y una por año, con una media de diez (2005 batió el récord al registrar un total de 28) La costa atlántica de Estados Unidos, México, América Central, las Islas Caribeñas y Bermudas se ven afectadas frecuentemente por estos fenómenos. Venezuela, el sureste de Canadá y las islas "Macaronesias" también se ven afectadas ocasionalmente. La mayoría de las tormentas atlánticas más intensas son Huracanes del tipo Cabo Verde, que se forman en la costa occidental de África, cerca de las islas de Cabo Verde.

- Océano Pacífico Noreste: Es la segunda región más activa del mundo y la más densa (mayor número de tormentas en una menor región del océano). Las tormentas que se forman aquí pueden afectar al oeste de México, Hawái, al norte de América Central y, en ocasiones extremadamente raras, a California.

- Océano Pacífico Noroeste. La actividad tropical en esta región afecta frecuentemente a China, Japón, Filipinas y Taiwán, pero también a otros países en el sudeste asiático como Vietnam, Corea del Sur e Indonesia, además de numerosas islas de Oceanía. Es, con diferencia, la región más activa, convirtiéndose en la tercera de todas las de actividad de ciclones tropicales del mundo. La costa de la República Popular China presencia la mayor cantidad de entradas en tierra de ciclones en el mundo.

- Océano Índico Norte. Esta región se divide en dos áreas, la Bahía de Bengala y el Mar Arábigo, habiendo en la primera de ellas de 5 a 6 veces más actividad. La temporada de esta región tiene dos puntos interesantes; uno en abril y mayo, antes del comienzo del monzón, y otro en octubre y noviembre, justo después. Los huracanes que se forman en esta región han sido históricamente los que más vidas se han cobrado — el más terrible, el ciclón Bhola de 1970, acabó con la vida de 200.000 personas. Los países afectados en esta región incluyen a India, Bangladesh, Sri Lanka, Tailandia, Birmania y Pakistán. En raras ocasiones, un ciclón tropical formado en esta región puede afectar también a la Península Arábiga.

- Océano Pacífico Suroeste. La actividad tropical en esta región afecta mayoritariamente a Australia y el resto de Oceanía.

- Océano Índico Sudeste. La actividad tropical en esta región afecta a Australia e Indonesia.

- Océano Índico Suroeste. Esta región es la menos documentada debido a la ausencia de datos históricos. Los ciclones que se forman aquí afectan a Madagascar, Mozambique, Isla Mauricio y Kenia.



Mapa mundial de ciclones tropicales entre los años 1985 y 2005

Áreas de formación atípicas:

Las siguientes áreas producen ciclones tropicales ocasionalmente.

- Océano Atlántico Sur. Una combinación de aguas más frías y cizalladura vertical hacen muy difícil para el Atlántico Sur registrar actividad tropical. Sin embargo, se han observado tres ciclones tropicales en esta región. Fueron una débil tormenta tropical en 1991 cerca de la costa de África; el Ciclón Catarina (conocido también como Aldonça), que hizo entrada en tierra en Brasil 2004, con fuerza de Categoría 1; y una tormenta más pequeña, en enero de 2004, al este de Salvador de Bahía, Brasil, que se cree que alcanzó intensidad de tormenta tropical en base a los vientos registrados.

- Pacífico Norte Central. La cizalladura en esta área del Océano Pacífico limita severamente el desarrollo tropical, por lo que no se conocen formaciones de tormentas desde 2002. Sin embargo, esta región es frecuentada comúnmente por los ciclones tropicales que se forman en el ambiente mucho más favorable de la región del Pacífico Nordeste.

- Pacífico Sudeste. Las formaciones tropicales en esta región son bastante raras; cuando se forman, frecuentemente están enlazadas a episodios de El Niño. Muchas de las tormentas que entran en esta región se han formado en el lejano oeste, en la zona del Pacífico Suroeste. Afectan a las islas de Polinesia en casos excepcionales.

- Mar Mediterráneo. A veces se forman tormentas con estructuras similares a las de los ciclones tropicales. Algunos ejemplos de estos "ciclones tropicales mediterráneos" se formaron en septiembre de 1947, septiembre de 1969, enero de 1982, septiembre de 1983 y enero de 1995. Sin embargo, hay cierto debate sobre si la naturaleza de estas tormentas fue realmente tropical.

- Subtrópicos templados. las áreas más allá de los treinta grados del ecuador normalmente no son conductivas para la formación o fortalecimiento de ciclones tropicales. El factor limitante primario es la temperatura del agua, aunque una mayor cizalladura vertical también es otro de los factores. Estas zonas en ocasiones son frecuentadas por ciclones moviéndose desde latitudes tropicales. En raras ocasiones, como 1988 y 1975 pueden formarse o fortalecerse en esta región.

- Bajas Latitudes. El área entre los paralelos 10º N y 10º S no experimentan una presencia significativa del efecto Coriolis, un ingrediente vital para un ciclón tropical. Sin embargo, en diciembre de 2001, el Tifón Vamei se formó al sudeste del Mar de la China Meridional e hizo entrada en tierra en Malasia. Tuvo origen en una formación tormentosa en Borneo, que se movió hacia el Mar de la China Meridional.

- Los Grandes Lagos. Un sistema tormentoso que parecía similar a un huracán se formó en 1996, en el lago Hurón. Formó una estructura con el ojo típico en su centro y pudo haber sido durante un breve espacio de tiempo un ciclón tropical.



El Huracán Vince el 9 de octubre de 2005 a las 23:00 UTC cerca de Madeira

22 nov. 2010

Fotos erupción Monte Merapi, Indonesia, 2010



Monte Merapi escupe lava y humo del volcán, ya que volvió a estallar el 3 de noviembre de 2010 como se ve de la aldea de Sidorejo de Klaten, cerca de la ciudad antigua de Yogyakarta.




La erupción del Monte Merapi es vista desde el templo de Prambanan en Sleman, provincia central indonesia de Java 10 de noviembre 2010.




Esta fotografía de vacas muertas son vistas en el pueblo de Cangkringan. Nos recuerda a las ruinas de Pompeya.



Monte Merapi escupe lava y humo del volcán, ya que volvió a estallar el 3 de noviembre de 2010 como se ve de la aldea de Sidorejo de Klaten, cerca de la ciudad antigua de Yogyakarta.




Una cocina de la casa se representa cubierta por la ceniza en la aldea de Cangkringan de la provincia central indonesia de Java, 6 de noviembre de 2010.



Monte Merapi libera material volcánico en el aire como se ve de la aldea de Sidorejo de Klaten, cerca de Yogyakarta 2 de noviembre 2010. Volcán Monte Merapi estalló el lunes por tercera vez en una semana, llevando el número de refugiados a casi 70.000, ya que la cifra de muertos por un tsunami de miles de kilómetros hacia el oeste se elevó a 431, dijeron las autoridades.




Esta fotografía nos muestra la cruda realidad de los cuerpos de las víctimas de la erupción del Monte Merapi en Indonesia que se ven frente a una casa en la aldea de Argomulyo, Cangkringan, en Sleman 5 de noviembre 2010. Monte de Indonesia volcán Merapi entró en erupción con renovada ferocidad, elevando la cifra total de muertos a más de 100 y cubriendo el área con cenizas blancas.

Viendo esto lo podríamos denominar como la Pompeya del siglo XXI.




Los rayos se unen a la erupción del volcán Merapi arrojando enormes nubes de gas caliente y escombros, como se ve de la aldea de Ketep en Magelang, provincia central indonesia de Java 6 de noviembre 2010.

Agradecimiento a Miguel.

17 nov. 2010

Volcán Merapi, Indonesia

Monte Merapi o Marapi (en indonesio/javanés: Gunung Merapi, traducido como Montaña de fuego) es un volcán con forma de cono ubicado en Java Central en Indonesia a unos 400 km al sudeste de la capital, Yakarta.

Con sus 2.911 metros de altitud, es el volcán más activo de Indonesia.



Vista del volcán en 1930

Ha hecho erupción 69 veces desde 1548. Su nombre significa "Montaña de fuego". Se sitúa cerca a la ciudad de Yogyakarta, y miles de personas viven en sus faldas, con algunas aldeas ubicadas a 1700 msnm.

Ha sido incluido en la lista de volcanes de la década. En 1994, mató a 27 personas.

Existe otro volcán con el mismo nombre en la provincia de Sumatra Occidental.

El volcán suele entrar en erupción cada 10-15 años, siendo las erupciones más destacadas las de 1006, 1786, 1822, 1872, y 1930-cuando los flujos piroclásticos destruyeron 30 aldeas, causando la muerte de unas 140000 personas.

Ademas de las erupciones mencionadas, encontramos 2 más recientes:

Erupción de 2006

El 15 de mayo de 2006 volvió a entrar en erupción, tras unas semanas de aumento de actividad sísmica. Debido a esta erupción se creó un perímetro de seguridad que llevó a la evacuación de 17.000 personas. Está erupción cesó a mediados de mayo.



Flujos piroclásticos de la erupción de 2006

El 27 de mayo, hubo un terremoto de 5,6 Mw (escala sismológica de magnitud de momento), con epicentro a 50 Km al sur del volcán, que causo la muerte de 5.000 personas y dejando sin hogar a unas 200.000 en la región de Yogyakarta. En junio fueron evacuados 11.000 habitantes debido a los flujos piroclásticos, conocidos como wedhus gembel (javanés: macho cabrío peludo), que descendieron por las laderas hacia Kaliadem, causando la muerte a dos personas.

Erupción de 2010

El 27 de octubre de 2010 entró en erupción por su vertiente sur-sureste, tras estallar causó un terremoto de 7,7 Mw y un tsunami que produjo un total de 272 muertos, 412 desaparecidos y 4.000 desplazados.



Erupción del volcán Merapi en 2010

Debido al humo y a las rocas incandescentes emitidas durante la erupción, fallecieron al menos 151 personas y unas 320.000 fueron evacuadas, creándose un perímetro de seguridad de 20 kilómetros de radio en torno al volcán.



Nube piroclástica del volcán Merapi en 2010

- Noticias de última hora:

Temor ante una posible mega-erupción del volcán Merapi

Según los geólogos, las erupciones del volcán Merapi están siendo cada vez más violentas, lo que indica que podría tener lugar una explosión mayor. El volcán ha estado emitiendo cenizas volcánicas a 800 grados centígrados durante días.

La erupción que tuvo lugar el viernes ha sido clasificada por un jefe geólogo como la peor esta década. La más intensa desde sus erupciones conocidas de 1006, 1369, 1786, 1822, 1872 y 1930. Estas dos últimas destruyeron varias poblaciones y causaron más de 1.300 víctimas mortales.



Erupción volcán Merapi en 2010

Las investigaciones que se han llevado a cabo del volcán han confirmado que las reservas que hay bajo el cráter, mantienen una cantidad de magma sin precedentes, esperando salir de él. Se calcula que alberga tres veces más magma que lo que emitió el volcán Tambora en 1815, cuya mayor erupción tuvo lugar en los últimos 10.000 años y que redujo la temperatura de todo el planeta.

Los geocientíficos no están seguros lo que sucederá con esta gran reserva de magma y dudan sobre predecir una catástrofe. Aunque la palabra “mega-erupción” ya está empezando a escucharse entre los científicos, están evitando usar esta expresión frente al mundo para no dar la razón a las numerosas teorías que predicen un desastre mundial, y alegan que el comportamiento del Merapi no se puede predecir.



Erupción del volcán Merapi por la noche en 2010

Lo cierto es que mientras tanto, numerosos volcanes en Indonesia han aumentado su actividad últimamente. Sin olvidar que en Indonesia también se encuentra el temido supervolcán “Lago Toba”.

16 nov. 2010

Lugares y época de formación de los huracanes

Lugares de formación:

La mayoría de los ciclones tropicales se forman en una zona de actividad de tormentosa llamada Discontinuidad Intertropical (ITF por su nombre en inglés), Zona de Convergencia Intertropical (ITCZ) o zona de bajas presiones del monzón. Otra fuente importante de inestabilidad atmosférica son las ondas tropicales, que causan sobre el 85% de los ciclones tropicales intensos en el Océano Atlántico, y la mayoría en la región del Pacífico este.

La mayoría de los ciclones tropicales se forman a una latitud entre 10 y 30º del ecuador, y un 87% de los mismos se forman a menos de 20º de latitud, norte o sur. Debido a que el efecto Coriolis inicia y mantiene la rotación de los ciclones, estos raras veces se forman o se mueven hasta los 5º de latitud, donde el efecto Coriolis es muy débil. Sin embargo, es posible que se formen ciclones en esta región si hay otra fuente inicial de rotación; estas condiciones son extremadamente raras y se cree que tales tormentas se forman como mucho una vez cada siglo. Ejemplos de ciclones o tormentas tropicales en estas latitudes son la formación de la tormenta tropical Vamei en 2001 o el ciclón Agni en 2004.



El ciclón tropical Vamei en el sur del mar de China, cerca del ecuador.



Ciclón Agni formó el 28 de noviembre y al suroeste de la India en el Mar Arábigo

Época de formación de huracanes:

A nivel mundial, los picos de actividad ciclónica tienen lugar hacia finales de verano, cuando la temperatura del agua es mayor. Sin embargo, cada región particular tiene su propio patrón de temporada. En una escala mundial, mayo es el mes menos activo, mientras que el más activo es septiembre.

- En el Atlántico Norte, la temporada es diferente, teniendo lugar desde el 1 de junio al 30 de noviembre, alcanzando su mayor intensidad a finales de agosto y en septiembre. Estadísticamente, el pico de actividad de la temporada de huracanes en el Atlántico es el 10 de septiembre.

- En el nordeste del Océano Pacífico tiene un período de actividad más amplio, pero en un margen de tiempo similar al del Atlántico. El nordeste del Pacífico tiene ciclones tropicales durante todo el año, con un mínimo en febrero y marzo y un máximo de actividad a principios de septiembre.

- En la región del norte del Índico, las tormentas son más comunes desde abril a diciembre, con picos de intensidad en mayo y noviembre.

- En el hemisferio sur, la actividad de ciclones tropicales comienza a finales de octubre y termina en mayo. El pico de actividad se registra desde mediados de febrero a principios de marzo.

Formación de los huracanes

6 factores generales necesarios para la formación de un ciclón tropical:

1. Temperatura del agua de al menos 26,5 °C hasta una profundidad de al menos 50 m. Las aguas a esta temperatura provocan que la atmósfera sea lo suficientemente inestable como para sostener convección y tormentas eléctricas.

2. Enfriamiento rápido con la altura. Esto permite la expulsión de calor latente, que es la fuente de energía en un ciclón tropical.

3. Alta humedad, especialmente en las alturas baja a media de la troposfera. Cuando hay mucha humedad en la atmósfera, las condiciones son más favorables para que se desarrollen perturbaciones.

4. Baja cizalladura vertical
. Cuando la cizalladura vertical es alta, la convección del ciclón o perturbación se rompe, deshaciendo el sistema.

5. La distancia al ecuador terrestre. Permite que la fuerza de Coriolis desvíe los vientos hacia el centro de bajas presiones, causando una circulación. La distancia aproximada es 500 km o 10 grados.

6. Un sistema de perturbación atmosférica preexistente. El sistema debe tener algún tipo de circulación como centro de bajas presiones.



Esta imagen TRMM (Tropical Rainfall Measuring Mission - Misión de Medición de Lluvias tropicales) muestra la altura de las columnas de lluvia en el Huracán Irene. Las torres más altas —la mayor alcanza los 17 km— producen las lluvias más intensas, mostradas en rojo. Cuanto más alto sube el vapor de agua antes de enfriarse, más intensa tiende a ser la tormenta, ya que estas torres son como pistones que convierten la energía del vapor de agua en un poderoso motor de producción de lluvia y viento; además, estas torres pueden ser indicativas de un fortalecimiento futuro.

Sólo ciertas perturbaciones atmosféricas pueden dar como resultando un ciclón tropical. Éstas incluyen:

1. Ondas tropicales u ondas de vientos del este, que son áreas de vientos convergentes con movimiento oeste. Frecuentemente ayudan al desarrollo de tormentas eléctricas que pueden desarrollarse a ciclones tropicales. Muchos de los ciclones tropicales se forman de éstas. Un fenómeno similar a las ondas tropicales son las líneas de distorsión de África Oriental, que son líneas convectivas que se producen sobre África y se mueven al Atlántico.

2. Canales troposféricos superiores, que son núcleos fríos de vientos en capas altas. Un ciclón de núcleo cálido puede aparecer cuando uno de estos canales (en ocasiones) desciende a los niveles bajos y produce convección profunda.

3. Los límites frontales que caen pueden ocasionalmente "atascarse" sobre aguas cálidas y producir líneas de convección activa. Si una circulación de bajo nivel se forma bajo esta convección, puede desarrollarse un ciclón tropical.



Ondas en los vientos del Océano Atlántico —las áreas de vientos convergentes se mueven a lo largo del mismo camino que el viento prevalente-, creando inestabilidades en la atmósfera que pueden llevar a la formación de huracanes.

9 nov. 2010

Pesca en la playa de Matalascañas (Huelva, España)

Sargo común (Diplodus sargus)



Tamaño: 15 - 25 cm. 35 cm.

Hábitat y Datos: Se le encuentra en aguas someras entre 1,5 y 5 metros, casi siempre en compañía de bancos de espáridos. Suele nadar junto a zonas de rocas y piedras de aluvión. También en fondos arenosos pero cercanos a zonas de piedras.
Pez ovalado ancho, con siete bandas transversales de color marrón oscuro y finas. De ellas cinco son más intensas. Algunos ejemplares poseen un anillo negro en la cola. Tienen labios gruesos. Es un pez gregario que se encuentra formando pequeños bancos junto a Diplodus vulgaris (Mojarra). En septiembre se pueden ver alevines y muy jóvenes. En todo el litoral andaluz.




Baila (Dicentrarchus punctatus)



Tamaño: alcanza los 60cm

Hábitat y Datos:Pez marino de cuerpo alargado de la misma familia y muy parecido al robalo o lubina de color plateado moteado. Se le suele encontrar sobre zonas arenosas, de guijarros y rocosas, desde la zona infralitoral hasta los 100 m. Se alimenta de cefalópodos, peces y crustáceos. Vive en el Mediterráneo y el Atlántico Oriental y es muy apreciada por su carne. Familia serránidos.




Raspallón (Diplodus annularis)



Tamaño: De 10 a 15 cm.

Hábitat y Datos: Habita en fondos rocosos y praderas submarinas de 1 a 10 m de profundidad. Frecuenta las zonas de poca profundidad cerca de la costa y de fondos con piedras. Se le ve en zonas intermedias entre rocas y arena. Es un pez de cuerpo comprimido y plateado, con brillos azulados.





Posee una franja negra en el pedúnculo caudal, que es su señal de identidad frente a otros Espáridos. Es más pequeño que los demás Diplodus. Se alimenta de moluscos y crustáceos. Se mueve en bancos pequeños, y casi siempre junto a otros Espáridos. Se reproduce de abril a junio. Los alevines nadan entre los rompientes de rocas. Todo el litoral español, abundante en La Mamola, La Rábita y La Rijana. litoral oriental granadino.




Lisa( Mugil cephalus)



Tamaño: De 20 a 30 cm

Hábitat y Datos: Es frecuente en puertos y desembocaduras de ríos. En las playas se acerca a zonas arenosas y rocosas de escasa profundidad, siempre en grupos y nadando entre dos aguas. Suele encontrarse entre 1 a 20 m de profundidad. Los jóvenes nadan junto a Salpas. Pez fusiforme de color azul plateado con el lomo azulado y el viente claro.



Tiene unas siete líneas longitudinales finas y oscuras. Sus labios son gruesos en una cara achatada por la parte inferior. Cuando come desencaja la mandíbula. Se alimenta de plancton e invertebrados pequeños. También de detritus de puertos y residuos sedimentados. Siempre va en bancos. Se reproduce en invierno. Todo el litoral español. Es muy abundante a pesar de ser objeto de pesca deportiva y comercial.

Experimento: Como hacer un reloj de arena casero



Materiales:

- Botellas de plástico
- Arena
- Cartón
- Cuerda o elástico

Procedimiento:

Consiste únicamente en enfrentar dos botellas de plástico y obstruir el paso para regular la cantidad de arena que cae. Por ejemplo usaremos un trozo de cartón al que agujereamos anteriormente.



Como se puede apreciar es muy sencillo y si queremos que mida un espacio de tiempo, con unas cuantas pruebas lo lograremos rápidamente.

Para unir las 2 botellas usaremos un trozo de tela, por ejemplo, y con un trozo de cuerda o algo elástico lo apretamos para dejarlo fijo.



El siguiente reloj de arena está hecho con 2 bombillas que ya no nos sirvan de casa. Si lo vamos hacer con bombillas, tendremos que tener mucho cuidado con el cristal y si vemos que se nos queda alguna zona por donde lo unimos con alguna mueca, lo podremos bordear dándole calor con fuego (Vitroplastia).

5 nov. 2010

Huracanes: Estructura física y Bandas lluviosas


Ojo del huracán Isabel de categoría 5 tomado desde la Estación Espacial Internacional el 15 de septiembre de 2003

Estructura física

Todos los ciclones tropicales son áreas de baja presión atmosférica cerca de la superficie de la Tierra. Las presiones registradas en el centro de los ciclones tropicales están entre las más bajas registradas en la superficie terrestre al nivel del mar. Los ciclones tropicales se caracterizan y funcionan por lo que se conoce como núcleo cálido, que consiste en la expulsión de grandes cantidades de calor latente de vaporización que se eleva, lo que provoca la condensación del vapor de agua. Este calor se distribuye verticalmente alrededor del centro de la tormenta. Por ello, a cualquier altitud (excepto cerca de la superficie, donde la temperatura del agua dictamina la temperatura del aire) el centro del ciclón siempre es más cálido que su alrededor.

Las principales partes de un ciclón son el ojo, la pared del ojo y las bandas lluviosas.


Estructura de un ciclón tropical

Bandas lluviosas

Las bandas lluviosas son bandas de precipitación y tormentas que giran ciclónicamente hacia el centro de la tormenta. Las rachas de viento más fuerte y las mayores precipitaciones suelen producirse en bandas de lluvias individuales, con otras bandas de tiempo relativamente calmado entre ellas. Normalmente, en las bandas de lluvia se forman tornados al entrar en tierra.Los huracanes anulares son distintivos por la ausencia de bandas de lluvia; sin embargo, poseen un área circular alrededor del centro de baja presión en el que hay mal tiempo.

Mientras que todas las áreas de baja presión en superficie requieren una divergencia hacia arriba para continuar haciéndose más intensas, la divergencia en los ciclones tropicales es desde el centro hacia todas las direcciones. Los vientos en capas altas de un ciclón tropical se alejan del centro de la tormenta con una rotación anticiclónica debido al efecto Coriolis. Los vientos en la superficie son fuertemente ciclónicos, se debilitan con la altura y se invierten a sí mismos. Los ciclones tropicales deben esta característica única a la necesidad de que no exista una cizalladura vertical para mantener el núcleo cálido del centro de la tormenta.

La fuerza de Coriolis es una fuerza ficticia que aparece cuando un cuerpo está en movimiento con respecto a un sistema en rotación y se describe su movimiento en ese referencial. La fuerza de Coriolis es diferente de la fuerza centrífuga. La fuerza de Coriolis siempre es perpendicular a la dirección del eje de rotación del sistema y a la dirección del movimiento del cuerpo vista desde el sistema en rotación.

- Ojo y zona interna

Un ciclón tropical presenta un área de aire que circula en sentido descendente en el centro del mismo; si el área es lo suficientemente fuerte se puede desarrollar lo que se llama "ojo". Normalmente, en el ojo la temperatura es cálida y éste se encuentra libre de nubes (sin embargo, el mar puede ser extremadamente violento). En el ojo del ciclón se registran las temperaturas más frías en superficie y las más cálidas en altura. Normalmente el ojo es de forma circular y puede variar desde los 3 a los 370 kilómetros de diámetro. En ocasiones, los ciclones tropicales maduros e intensos pueden presentar una curvatura hacia el interior en la parte superior de la pared del ojo, tomando un aspecto parecido al de un estadio de fútbol, por lo que a veces a este fenómeno se le denomina "efecto estadio".



Hay otros elementos que o bien rodean o bien cubren el ciclón. La nubosidad central densa (Central Dense Overcast, CDO) es un área de densa actividad tormentosa cerca del centro del ciclón tropical; en ciclones débiles, la nubosidad central densa cubre el centro de circulación completamente, resultando en un ojo no visible. Contiene la pared del ojo y el ojo en sí mismo. El huracán clásico contiene una nubosidad central densa simétrica, lo cual significa que es perfectamente circular y redondo en todos sus lados.

La pared del ojo es una banda alrededor del ojo donde los vientos alcanzan las mayores velocidades, las nubes alcanzan la mayor altura y la precipitación es más intensa. El daño más grave debido a fuertes vientos ocurre mientras la pared del ojo de un huracán pasa sobre tierra. En los ciclones tropicales intensos hay un ciclo de reemplazo de la pared del ojo. Cuando los ciclones alcanzan un pico de intensidad, normalmente tienen una pared del ojo y un radio de las ráfagas de viento que contraen a un tamaño muy pequeño, alrededor de 10 o 25 kilómetros. Las bandas de lluvia externas se pueden organizar en un anillo de tormentas externo que se mueve lentamente hacia el interior y que roba la pared del ojo para captar su humedad y momento angular. Cuando la pared del ojo interno se debilita, el ciclón tropical también se debilita, los vientos más fuertes se debilitan y la presión en el centro aumenta. Al final del ciclo la pared del ojo externo reemplaza al interno completamente. La tormenta puede ser de la misma intensidad o incluso mayor una vez que el ciclo de reemplazo ha terminado. La tormenta vuelve a extenderse de nuevo y se forma un nuevo anillo externo para la nueva sustitución de la pared del ojo.



- Tamaño

Una medida del tamaño de un ciclón tropical se obtiene midiendo la distancia desde su centro de circulación hasta la última isobara cerrada, también conocida como su ROCI (sigla que corresponde al inglés Radius of Outermost Closed Isobar). Si el radio es menor que dos grados de latitud o 222 kilómetros, entonces el ciclón se considera "muy pequeño" o "enano". Radios entre 3 y 6 grados de latitud o entre 333 y 666 kilómetros hacen que el ciclón sea considerado de "tamaño medio". Los ciclones "muy grandes" tienen radios mayores que 8 grados u 888 kilómetros.

Fotos Hungaros

Fotos Viajes

Amigos